Para los aficionados al poker, ya son un objeto de la vida cotidiana. Las vemos en las mesas en vivo, en las pantallas, en otros juegos. Conocemos su orden de memoria y hasta nos despiertan cierto sentimiento de complicidad cuando las vemos fuera de su contexto habitual. Para algunos: una herramienta de trabajo. Para otros: un entretenimiento. Para todos: un símbolo que va mucho más allá de su significado más común. Por la popularidad del juego, por su estética, por cierto aura de azar, diversión y misterio que las rodea, por su aparición en series, películas y obras de arte en general, las cartas de poker se han convertido en un icono en muchísimos sentidos. Si bien su uso más conocido se da en el juego de poker y el blackjack, la realidad es que los naipes pueden tener innumerables usos. Actualmente las vemos hasta en su versión digitalizada, con la posibilidad de cambiar su forma y color a nuestro antojo según el tema que elijamos en las mesas virtuales, pero esto no siempre fue así. El origen de estas pequeñas piezas que hacen al juego que tanto nos apasiona se remonta a épocas muy antiguas y llenas de misterio. Existen muchísimos juegos de muchos lugares que los usan e incluso su utilidad no se limita a los en juegos de mesa, también hasta los magos las emplean en sus trucos. En el presente texto, reflexionaremos sobre el simbolismo y los orígenes de tan popular objeto.

Los naipes no han sido siempre como los conocemos hoy en día. De hecho, ni siquiera las figuras y el orden que tienen actualmente son los originales. Los palos, pues tampoco. Encontrar el origen real de las cartas ha representado todo un desafío para los investigadores. Como suele suceder con objetos de tantos siglos, los hallazgos son escasos y difíciles de dilucidar. Existe cierto consenso general entre historiadores que estiman que su origen se remonta probablemente al siglo XII, en China, aunque las evidencias no sean definitivamente sólidas al respecto. De todos modos su gran crecimiento se dio con su llegada a occidente, a través del comercio con los árabes e italianos en las costas de España. Su aparición más antigua en Europa está atestiguada en el Concejo de Ciento en Barcelona de 1310, donde se menciona la ilegalidad del juego, lo que nos lleva a pensar que los naipes ya circulaban desde hacía un tiempo. Más tarde, con la expansión del imperio español a América, las cartas llegaron al resto del planeta.

Las imágenes de las cartas son distintas según las ilustraciones de cada país, ya que cada cultura intenta expresarse a través de sus diseños y ponerle su impronta. Si bien hoy en día tienen una imagen moderna gracias a las tecnologías de impresión, las antiguas versiones traían figuras rústicas y diseños muy alejados de los que se usan actualmente. Las barajas más populares a lo largo del mundo son la española y la francesa (también la inglesa, pero esta deriva directamente de la francesa, es solo una adaptación).

Como ya hemos mencionado, cada país ha plasmado una estética propia en sus cartas. Los naipes españoles son uno de los más conocidos, con un diseño barroco que data desde el siglo XIV. También están las francesas, que son justamente las que usamos para el poker, que revolucionaron completamente la iconografía que se venía sosteniendo en Europa al cambiar el viejo estilo español por imágenes que reflejaran la sociedad monárquica de Francia allá por el siglo XV y renovando los iconos de los palos. Este cambio, si bien fue el más notorio y el que fundó toda una nueva rama de juegos y variedades de usos, no fue el único. Existe un punto intermedio entre la baraja española y el mazo de cartas de estilo francés. Este punto medio es la versión alemana. Previo a su llegada a Francia, los naipes tuvieron su paso por Alemania y allí sufrieron alteraciones que ya indican un cambio de estética que se terminaría reafirmando en el estilo francés. Las espadas pasaron a ser hojas, el oro pasó a ser cascabeles, los bastos se cambiaron por bellotas y las copas por corazones. Este diseño, si bien respetaba la gama de colores de los palos españoles, ya presentaba algunos elementos que luego serían nuevamente transformados en la renovación francesa. Finalmente, en Francia las cartas tendrían su renovación definitiva y quedaría formado el mazo que usamos hoy en día para jugar al poker.

El mazo estilo francés que se usa para jugar al poker tal como lo conocemos en la actualidad está compuesto por cincuenta y dos naipes, divididos en cuatro palos de trece naipes cada uno. Nueve de estos corresponden a un número y los otros cuatro a una letra.

La jerarquía de los naipes con números se indica de forma natural, según la numeración correspondiente, siendo la carta de menor valor el 2, ascendiendo una por una hasta llegar al 10. Luego vienen las letras, las cuales suelen incluir una ilustración (salvo el as), ya que son abreviaturas en inglés de miembros de la realeza: Jack, Queen & King.

Su jerarquía, de menor a mayor, es la siguiente:

  • J: También conocida como sota, en español. Es la letra de menor valor.
  • Q: Reina, en español. Es la tercera carta más poderosa del mazo..
  • K: Nada más y nada menos que el Rey. Es la figura más valiosa y la segunda carta más poderosa de toda la baraja.
  • A: Su nombre no es solo una letra como las figuras, sino que es As y es la carta de más alto valor.

Tradicionalmente, los palos simbolizan los pilares de la sociedad feudal. En la baraja española, se ven claramente:

  • El basto simboliza la sociedad rural, el campesinado.
  • La espada simboliza a los soberanos, nobles y militares.
  • La copa simboliza al sacerdocio, al clérigo.
  • El oro simboliza el comercio y los mercaderes.

Cuando se desarrolla la estética de la baraja francesa, estos elementos se ven reemplazados por nuevas iconografías, pero sus significados están ligados a las mismas referencias de la vida monárquica.

  • El trébol ocupa el lugar el basto, ya que se refiere directamente a la vida agraria.
  • La pica reemplaza la figura de la espada por una punta de lanza. Representa el poder de la nobleza y la fuerza militar.
  • El corazón tiene relación con la copa, en cuanto que representa al clérigo y la vida espiritual.
  • El diamante reemplaza al oro en su representación del dinero y el comercio.

En el poker específicamente los palos no tienen un valor. La jerarquía de las cartas de poker se define por su número o letra, pero los palos no juegan ningún rol en la definición de las manos ganadoras.

En el poker los naipes son usados para formar combinaciones entre ellos. Quien forme la mejor combinación se lleva el pozo. Estos juegos deben ser de cinco naipes en total y se van formando a medida que van apareciendo en el board.

Estas son las combinaciones que se pueden formar, desde la más débil hasta la más fuerte:

  • Carta Alta: si no se forma ninguna combinación, gana el jugador que lleve la carta de más alto valor. Si hay empate, se comparan las segundas cartas más altas. Si siguen empatados, se repite el procedimiento hasta comparar los cinco naipes. Si no hay desempate, se reparte el pozo entre los jugadores.
  • Par: se logra conectando dos naipes iguales en valor. Por ejemplo: dos ases forman un par de ases. Si hay empate, se desempata con la carta más alta que lleve cada uno, por fuera del par formado.
  • Doble par: un doble par, o doble pareja, se forma con cuatro naipes: dos de un valor y dos de otro. Por ejemplo: dos 4 y dos 5 forman un doble par. Si hay empate, desempata la quinta carta.
  • Trío: se forma conectando tres naipes iguales en valor. Por ejemplo: tres 9 forman un trío de 9. Si más de un jugador tiene el mismo trío, se desempata con la carta de mayor valor.
  • Escalera: cinco naipes consecutivos de diferentes palos. La escalera es el único escenario en el cual el As puede funcionar también con el valor más bajo, el 1. Por ejemplo, formando: As-2-3-4-5. Si hay empate se reparte el pozo entre los jugadores.
  • Color: se da cuando coinciden cinco naipes de un mismo palo. En caso de que haya más de un jugador con color, gana quien lleve la carta más alta de ese palo.
  • Full House: se conforma de tres naipes de un mismo valor y dos naipes de otro valor. Por ejemplo: tres 7 y dos 8. La jerarquía del full house se determina por el valor del naipe que se repite tres veces. Si hay empate, los jugadores se reparten el pozo.
  • Poker: se da cuando coinciden los cuatro naipes de un mismo valor. Por ejemplo: los cuatro ases.
  • Escalera de color: se forma con cinco naipes consecutivos del mismo palo.
  • Escalera real: la mayor combinación posible. Se forma conectando las cinco cartas más altas de un mismo palo: 10-J-Q-K-As.

El poker es un juego mundialmente famoso. Su origen se remonta al siglo XVI y se cree que surge de los intercambios que se daban entre los viajeros de Europa y las colonias de América del Norte. Su desarrollo y difusión fue rapidísimo. Si bien tiene muchas variantes, el concepto del poker se esparció por todo Norteamérica y se asentó como uno de los juegos fundacionales y tradicionales de la cultura estadounidense. Luego del éxito que tuvo Estados Unidos en las guerras mundiales, su cultura se volvió hegemónica en todo el planeta gracias a la globalización y, junto con ella, se esparció el poker a todo el mundo. Esto generó un creciente interés por su desarrollo teórico y deportivo. Finalmente, luego del boom del poker online en el 2003, se estableció como un juego con millones de aficionados en todo el planeta. Si bien la imagen tradicional que se tiene del juego nos lleva a pensar en casinos, clubes y mesas escondidas en algún salón de apostadores, actualmente el poker se desarrolla de manera virtual en cualquier computadora hogareña con conexión a internet.

Las opciones para jugar al poker online son muchas y muy variadas, con adaptaciones a los gustos de cada jugador.

Las principales salas que operan hoy a nivel mundial son:

Si bien la mayoría de estas salas son mundialmente reconocidas y ya tienen varios años de trayectoria y prestigio, las regulaciones al poker online que se han implementado en diferentes países a lo largo de este siglo han dificultado el acceso a ellas para millones de usuarios. En un intento por brindar alternativas a los jugadores que se han visto afectados por estas normativas, han surgido aplicaciones de poker online que funcionan con una metodología distinta, intentando escapar a los controles legales y fiscales que afectan a los métodos tradicionales.

Algunas de las principales aplicaciones son:

Muchas de estas apps surgen del mercado asiático, donde el poker online no tiene las mismas regulaciones que en Europa y América. Esto permite brindar opciones a los jugadores que no se encuentren limitadas por la normativa de su país.