El poker es un juego de naipes pensado para poder ser jugado por cualquiera. Tanto si se trata de una postura recreativa como cuando también se toma un enfoque más serio en el aspecto matemático y estratégico, es un juego que permite desarrollar muchos fuertes por separado. A lo largo de la historia del poker hubo muchas formas de ganar y esa es una de las facetas más interesantes que posee: el juego es uno, siempre el mismo con sus combinaciones, pero al adaptarse los jugadores de manera continua, este termina constantemente transformándose con el correr del tiempo. ¿Por qué se adaptan los jugadores? Porque el poker es un juego en el que, mediante apuestas, los participantes cuentan una nueva historia en cada mano. Quienes cuenten las historias más creíbles son quienes mejor representarán lo que prefieran, aprovecharán las debilidades de sus rivales y los convencerán de que se retiren de la mano o paguen una apuesta cuando sea más conveniente. A lo largo de este artículo te contaremos qué se necesita para jugar bien al poker y qué es lo que esto significa, las diferencias entre el poker online y offline y qué recursos puedes utilizar para mejorar como jugador día tras día.

Hoy en día existen unos cuantos formatos populares que sobresalen sobre el resto, como Hold’em u Omaha, pero en general el poker se verá dividido en dos importantes grupos que, desde un punto de vista objetivo, tienen estrategias óptimas que difieren:

  • Partidas cash: en estas partidas los jugadores juegan con fichas que tienen un valor en metálico y en cada ronda de apuestas las mismas son por montos en efectivo. En general estas mesas tienen un monto de compra mínima y usualmente también de compra máxima, pero en ocasiones las partidas se desarrollan sin límite de ingreso. Las apuestas obligatorias mantienen el valor durante todo el juego.
  • Torneos: en este tipo de partidas, los jugadores pagan una inscripción a cambio de un stack predeterminado y estos juegan hasta que haya un ganador que se quede con todas. Para incentivar el movimiento de fichas, en este tipo de juegos las apuestas obligatorias son dinámicas, aumentando el precio paulatinamente en tramos determinados. Cada uno de estos tramos es llamado «Nivel» y en el caso de los torneos en vivo, se suele jugar una cantidad específica de niveles por día. Existen muchos tipos de formato diferentes, principalmente en línea.

Si lo que buscamos es ganar en el poker, es necesario entender las diferencias y aprender cómo jugar poker acorde a cada partida y formato. Para eso abordaremos cada tipo de juego por separado.

Son muchos los tipos de poker conocidos y los que aún serán inventados, pero todos se caracterizan por respetar ciertos factores comunes: utilizan una baraja de cartas francesas de 52 cartas, son juegos de envite (con apuestas, usualmente con fichas) y utilizan combinaciones de cinco cartas para presentar los diferentes acuses (par, doble par, escalera, etc). Por eso, la primera vez que juguemos poker es posible que no lo abordemos de la misma manera que lo hagamos cuando nuestro objetivo sea, en lugar de divertirnos, jugar bien y ganar. Cuando juegas tu primera partida de poker, comúnmente esto se da offline con amigos o en familia. Las diferencias con el poker en línea son notorias en esa instancia, y también a un nivel más avanzado, pero los motivos son diferentes.

En primera instancia, cuando comenzamos a jugar y lo hacemos principalmente offline, el nivel de juego propio y al que nos enfrentemos será, en promedio, bastante bajo. Los conocimientos teóricos y estratégicos serán fundamentales pero muchas de las ventajas saldrán de detalles como el lenguaje corporal o errores muy básicos de los contrincantes. En el poker online muchos de estos ajustes no tendrán validez por la naturaleza «a distancia» del juego, aunque una estrategia ganadora también pondrá mucha atención a los errores básicos de los oponentes. Incluso, a medida que acumulemos experiencia podremos tomar nota de diferentes tells típicos de los jugadores en línea.

Por supuesto que para jugar al poker correctamente desde un punto de vista teórico es imposible obviar el formato de juego y otros factores importantes de contexto, pero de todas formas existen algunos ajustes que podríamos aceptar como correctos a la hora de ir en la búsqueda de ganar en el poker presencial.

  • Hacer una selección de manos acorde. Una de las mejores maneras de jugar mejor al poker es limitando la cantidad de errores que podamos cometer. El poker es un juego complejo con muchos escenarios que pueden resultar difíciles de resolver para los jugadores nuevos, y por eso es necesario simplificar algunas situaciones en pos de jugarlas bien. La mejor forma de hacer esto es seleccionando bien nuestras manos antes del flop, asegurándonos de que nuestra combinación de cartas es lo suficientemente sólida como para llevar la ventaja también después de la mayoría de flops o cartas comunitarias. Si nuestra mano es fuerte, podrá seguir apostando en diversos escenarios sin perder fuerza. Si por el contrario nuestra mano es débil o especulativa, cartas comunitarias altas o descoordinadas nos forzarán a retirarnos perdiendo fichas cada vez que lo hagamos. Es importante no perder fichas constantemente pagando apuestas preflop y retirándose después del flop, ya que aunque parezcan pocas estas se terminan acumulando formando grandes cantidades en el largo plazo.
  • Tomar ventaja de toda la información. Cuando jugamos al poker de manera presencial, la información de la que disponemos es inmensa si aprendemos a interpretarla correctamente. Además de tener la posibilidad de hablar con nuestros oponentes, también podemos verlos y con eso intentar acercarnos a una lectura acertada de la fuerza de sus manos. Si bien lleva tiempo y estudio poder afinar esas lecturas de manera certera, es posible tomar ventajas de pequeños detalles que a veces se dejan ver en las mesas. Si bien un jugador experimentado tendrá cuidado de no reaccionar a su mano de una manera que diera información, muchas veces podremos darnos una idea de la fuerza de las cartas de nuestros rivales con sólo verlos echarles un vistazo.
  • Esperar es una buena idea. Al realizar una selección limitada de las manos que jugamos, es normal que la mayor parte del tiempo estemos foldeando. Si esperamos tener una actitud ganadora en la mesa debemos estar preparados para esta situación. La paciencia es un elemento clave para el juego de poker presencial, ya que las distracciones son muchas menos que en una computadora y tanto el aburrimiento como la ansiedad pueden jugarles una mala pasada a los jugadores novatos que no estén preparados para estar largos lapsos de tiempo sin tener acción. La paciencia concentra todos los elementos claves para desarrollar una partida presencial exitosa: seleccionar nuestras manos, esperar a que tengamos las cartas adecuadas para jugar, aprovechar el tiempo que no estemos activos en la partida para recopilar información de nuestros oponentes.

Cuando nos encontramos en una partida online es diferente la manera de relacionarnos con la mesa y todos los elementos que la componen, ya sean rivales, cartas, fichas. A los rivales no les vemos las caras, no podemos sacar de ellos ningún tell que nos indique algo acerca de su situación. Las cartas no son tangibles y justamente las expresiones de nuestros rivales al descubrirlas se nos escapan. No existe el jugueteo con las fichas, el traqueteo de los plásticos apilándose uno sobre otro sistemáticamente, ni las torres imponentes de stacks agigantados que intimidan hasta al más experimentado. Los elementos que importan en partidas online son de otra naturaleza y es importante que los tengamos presentes si queremos desarrollar un juego ganador.

  • Jugar una estrategia balanceada. Algo que podríamos notar como una similitud entre el juego en línea y el juego en vivo es que en ambos es muy importante seleccionar nuestro rango de manos a utilizar. La diferencia radica en que en el juego online la variedad de oponentes es muchísimo más amplia, ya que podemos cruzarnos con jugadores de cualquier parte del planeta, por lo que comienza a tomar más importancia nuestra capacidad para adaptarnos a distintos estilos de rivales. A esto se le llama ser explotativo. Si todavía no tenemos la experiencia ni los conocimientos técnicos suficientes como para optimizar nuestra capacidad de explotar a nuestros rivales, llevar adelante un juego balanceado nos permitirá no correr demasiados riesgos innecesarios, a la vez que podremos tomar decisiones generalmente redituables en el largo plazo. No tener un juego demasiado loose ni demasiado tight es importante para dificultar la lectura a nuestros rivales y generar adaptaciones, lo cual es importante ya que debemos apuntar a desarrollar una estrategia sólida que sea difícil de explotar para nuestros oponentes.
  • Manejo de bankroll. El dinero que un jugador decide destinar para usar en su cuenta de poker online se llama bankroll. Si deseamos estructurar nuestras acciones de modo tal que deriven en un juego ganador, es muy importante que sepamos cómo administrarlo. Se recomienda contar con al menos cien veces el buy-in de los niveles que acostumbremos jugar, ya que esto nos permitiría tolerar malas rachas y episodios desfavorables con la varianza, y contar con un tiempo adecuado para que los resultados se acomoden a favor, siempre y cuando estemos tomando decisiones correctas en nuestras sesiones. De todos modos, hay quienes deciden tener el bankroll depositado completamente y no tocarlo durante mucho tiempo y hay otros que prefieren realizar depósitos y extracciones periódicamente a medida que lo vayan necesitando. Sea cual sea el estilo que elijamos, no es recomendable jugar con dinero prestado o destinado para otra cosa. También existen muchísimas formas de encontrar acuerdos de financiación entre jugadores e inversores que están interesados en comprar un porcentaje de las potenciales ganancias que un jugador pueda llegar a tener, ya sea en un evento puntual o en una serie de juegos determinada. Cada jugador tiene su propia manera de plantear este tipo de acuerdos e incluso algunas plataformas online facilitan la compra y venta de porcentajes a través de sus lobbys.
  • Hacer uso de los beneficios. El poker online comenzó a popularizarse a comienzos del siglo XXI. Si bien al principio solo lo jugaban algunos miles de jugadores, poco a poco comenzó a crecer hasta terminar siendo el negocio millonario que es hoy, con millones de usuarios navegando las salas virtuales todos los días y todas las noches desde cualquier parte del mundo. Esto hizo que las distintas salas y marcas busquen atraer jugadores hacia sus mesas. Para lograr ese objetivo, se desarrollaron beneficios como el rakeback (devolución de comisión), los bonos por depósitos y torneos especiales. Los jugadores que buscan sacarle todo el provecho posible a su dinero invertido en el poker online, usan siempre salas que ofrecen buenos tratos en estos aspectos para los usuarios frecuentes.

Existen muchas herramientas para mejorar nuestro juego de poker. Para incorporar conocimientos teóricos de base sólidos y reconocidos por toda la comunidad en general, siempre podemos acudir a los libros de estrategia que publican los profesionales especializados. Mucha de la teoría de base que después podemos optimizar gracias a la utilización de los demás recursos nace de los libros.Sin embargo, tal como mencionamos al comienzo de este artículo, el poker es un juego cambiante, por lo que es importante mantener nuestros conocimientos actualizados revisando periódicamente foros, artículos y análisis de poker que estén a nuestro alcance. Los jugadores que busquen un desarrollo especializado con un seguimiento optimizado pueden optar por la contratación de un servicio de coaching, el cual suele ser dado por un profesional experimentado que se encarga de guiar y analizar el juego de sus alumnos para buscar obtener mejores resultados. La contratación de softwares de trackeo y solvers también es fundamental para desarrollar un estilo de juego explotativo y redituable. A través del seguimiento y recreación de las situaciones reales que puedan darse en nuestras partidas podremos practicar y mejorar nuestras estrategias. El intercambio con otros jugadores de nuestro nivel o superiores también es algo que puede llegar a ayudarnos muchísimo para tener en cuenta distintas perspectivas a la hora de analizar nuestro juego.

Si lo que queremos es jugar al poker en línea por dinero real, existen muchas plataformas que presentan similares beneficios y recompensas u otras características particulares, como jugar con amigos online dentro de la plataforma o participar en la clasificación a ligas mundiales. A partir del boom de internet, fue la globalización del juego lo que llevó al poker a desarrollarse de manera virtual en cualquier computadora con conexión a internet y con la posibilidad de descargar gratis. Las opciones para jugar al poker online son muchas, aquí dejamos un listado de los sitios con más visitas donde se puede jugar online: CoinPoker, PartyPoker, 888Poker, Bet365poker, TigerGaming, RedStar Poker, SportsBetting y PokerStars. También puedes jugar en diferentes apps de poker, como KKPoker, PPPoker o RedDragon. Puedes leer las reseñas de cada uno de estos sitios en nuestra sección Salas de Poker.