Los juegos con dados de poker cuentan con una amplía tradición en varios países del mundo. Su origen se remonta a la década del 50.

En España, estos juegos adquirieron gran popularidad en épocas de guerra, ya que solían ser jugados por los soldados del ejército en los tiempos muertos. La variante más conocida de juego con dados de poker es justamente española: el “mentiroso”. Sin embargo, sus características son compartidas con otros juegos de distinta procedencia, por ejemplo el Kiriki, de origen vasco.

En México y otros países americanos suelen emular este formato de juego con dados de poker; varían la cantidad de jugadores permitidas, la puntuación y algunas pocas reglas básicas. Los tipos de juegos con dados de poker suelen variar según los países y las tradiciones.

En Estados Unidos incluso han llegado a traspasar las barreras del formato, modificando el dado en sí mismo e incorporando un dado con forma de octaedro, es decir, de ocho lados.

Vamos a comenzar explicando en qué se diferencian los dados de poker de los dados tradicionales.

¡Empecemos!

Los dados de poker nacen como una variante a los dados tradicionales, en los que los puntos representan los números del uno al seis, y con los que suele jugarse a la clásica “generala”. Los dados de poker, en cambio, tienen representaciones de los naipes de poker y mediante ellos se forman las combinaciones o manos ganadoras que ya conocemos.

Estos dados son cinco y poseen seis caras o lados: As, Rey, Reina, Jota,10 y 9 (aunque esto puede variar, como veremos más adelante). Con ellos se forman las distintas combinaciones de poker.

Existe una amplia variedad en el diseño de los dados de poker que puedes comprar encontrar disponibles en el mercado. Los naipes con figuras no son representados tradicionalmente con palos, sino con los distintos colores primarios: rojo para los reyes, verde para las reinas y azul para las jotas.

Existen ciertas variantes en el formato de los dados de poker existentes, pero en general mantienen las mismas características.

Por ejemplo, para una variante de juego con dados de poker, el Kiriki vasco, se necesitan dados que representan el número siete y el ocho, Jota, Reina, Rey y As, representado por un punto, mientras que en los dados utilizados para jugar al “mentiroso”, el rango numérico comienza desde el nueve hasta el As.

El Kiriki es un juego de dados de poker de origen vasco derivado del Kinito, semejante en grandes rasgos al “mentiroso” , y cuyo objetivo consiste en eliminar al resto de jugadores de la partida mediante el valor que obtengamos en los lanzamientos, en los que los dados permanecen ocultos. Suele utilizarse el engaño como técnica.

Una de las innovaciones que se dieron a lo largo de la historia en el juego de dados de poker, es el cambio en el formato del dado en sí mismo. La empresa Marlboro lanzó en los años noventa un set de dados con forma de octaedro que se podía comprar, y en los cuales la numeración cambiaba ligeramente, se incluía la representación de los palos de la baraja de poker y la puntuación también era distinta.

Vale la pena aclarar que la marca de cigarrillos se inspiró en Koplow Games, cuya marca inauguró la tradición de dados de poker de ocho lados y que al día de hoy cuenta con un catálogo de 1200 dados de formatos estándar y poliédricos.

El juego con dados de poker más conocido es el “mentiroso”: un juego de azar y estrategia que consiste en realizar combinaciones de póker con cinco dados inspirados en algunos naipes de la baraja de poker. Puede disputarse entre dos y ocho jugadores.

Es esencialmente un juego de naipes que en lugar de estos, emplea dados. Como su equivalente en los naipes, el poker se juega por dinero, pero el procedimiento para las apuestas no es el mismo. La dinámica del juego con dados de poker, se desarrolla mediante la eliminación de los jugadores que van sumando puntos a lo largo de las partidas.

La puntuación se aplica de la siguiente forma: los puntos los suma cada jugador al perder una partida, cuando alcanza la cifra de nueve, este es eliminado. El ganador o ganadora de este juego es aquel que consigue vencer a su contrincante en un duelo final.

Para saber cómo se juega al “mentiroso'' es necesario saber cuáles son las combinaciones propias del poker. Estas son:

  • Par: Un par de dados con el mismo valor.
  • Pares dobles: Dos parejas de dados con el mismo valor.
  • Piernas: Tres dados con el mismo valor.
  • Full: Tres dados con el mismo valor numérico, y los otros dos haciendo pareja.
  • Poker: Cuatro dados con el mismo valor.
  • Repoker: la combinación con más valor. Los cinco dados presentan los mismos valores numéricos.

Este es un juego que se destaca por la simpleza de sus reglas. El jugador que lanza los dados con el cubilete puede elegir entre dar a conocer la mano que le toca o mantener en secreto y sólo para sí mismo el resultado de su lanzamiento.

Es decir, el jugador tiene la posibilidad de, una vez realizado su lanzamiento, alzar el cubilete de forma en que sea él solo quien vea el resultado.

Una vez que el jugador haya visto su mano, pasará a comunicárselo a los demás jugadores. Vale la pena aclarar que este jugador puede estar diciendo la verdad o estar mintiendo. Si el jugador que sigue a continuación en la ronda afirma creernos, le pasaremos el cubilete para que vea nuestra mano. En este punto el segundo jugador comprobará si la mano que dijo tener el primer jugador es, en efecto, tal como la relató a los demás.

Acto seguido el segundo jugador deberá lanzar los dados para superar la combinación que formó el primer jugador, haya sido cierta su afirmación o no.

Para esto podrá dejar al descubierto los dados que considere necesarios y lanzar el resto con el cubilete en busca de una mejor combinación.

Al hacerlo mantendrá el resultado de su lanzamiento en secreto y en el cubilete, y les comunicará a sus contrincantes lo que ha obtenido, pudiendo ser esto cierto o falso.

En el caso de no ser creído, el cubilete se levanta para que los dados queden al descubierto. De comprobarse que el jugador mintió al afirmar que había conseguido cierta combinación, a su puntuación se le suma un punto. El jugador que llegue a nueve puntos, como mencionamos anteriormente, queda fuera del juego.

El juego se desarrolla de la siguiente manera: mientras le creamos al potencial mentiroso, la ronda continúa, ya que será nuestro turno de lanzar en secreto en busca de una mejor combinación por más de que nuestro contrincante nos haya mentido. Es inevitable que en algún punto del juego terminemos convirtiéndonos nosotros mismos en mentirosos, lo que hace que las rondas de juego se alarguen indefinidamente.

Los juegos con dados de poker han adquirido una gran popularidad con el advenimiento de las plataformas y salas de juego que encontramos hoy en día en la web. Incluso hoy en día es posible instalarnos en nuestro ordenador la mayoría de los juegos con dados de poker, en su versión virtual, en unos simples pasos.

La práctica constante de estos juegos aumentan nuestra capacidad como estrategas, y fortalecen nuestras habilidades en el poker, al menos así piensan los que saben.

Para finalizar nuestro recorrido consideramos imprescindible poner el foco en las páginas en español que son consideradas las más populares y, por lo tanto, las más visitadas por los jugadores de poker online de todo el mundo.

Los sitios que mencionaremos se destacan por ofrecer a sus usuarios distintos beneficios y recompensas: promociones y bonus de bienvenida en el primer depósito, reembolsos, ofertas exclusivas para miembros y bonificaciones de juegos extra.

Como es de esperarse también cuentan con una amplia oferta en lo que se refiere a las distintas modalidades de juego y sus formatos; en ellas podremos jugar tanto al Texas Hold’em como al tradicional poker de 5 cartas, y muchos más. Nos referimos a plataformas tales como: